miércoles, 1 de junio de 2011

Cata de Ibizkus en Celler Gelida

Sí, en Ibiza se hace vino, según nos contó Laurent Fresard, enólogo de Totem Wines, a un heterogéneo grupo en la sala de catas de Celler Gelida de la calle Vallespir de Barcelona, el 1 de junio.
Producciones limitadas procedentes de viñas muy viejas, principalmente monastrell de pie franco. El suelo es de arena en la superficie y mezcla de arcilla y arena hasta los dos metros, hasta llegar a roca caliza. Sistema de cultivo en vaso. Vendimia manual, desarrollando una doble selección, la primera en las viñas y la segunda en la mesa de clasificación. La fermentación maloláctica se realiza en barricas nuevas de roble francés.

Laurent nos habló de sus vinos de Ibiza:

Ibizkus rosado 2010 (Vino de la Tierra de Ibiza). Un rosado muy bien presentado, en una bonita botella. Elaborado con Monastrell (80%), Tempranillo (10%) y Syrah (10%). Un vino ligero (12º), fácil de beber, de bonito color rosado claro-atejado-piel de cebolla, fresco, con buena carga frutal (fresas y frambuesas), elegante y bastante persistente. Excelente rosado, pero de precio elevado (17 euros).




Ibizkus tinto 2009 (Vino de la Tierra de Ibiza). Presentado en botella borgoñona, 100% monastrell de viñas de pie franco de 40 años. Se vinifica en barricas de roble francés durante 6 meses. Es un vino joven, con poca madera, con una estructura similar a los Bejaulois, capa media, mucha presencia frutal y un final levemente dulce y corto. Al igual que el rosado, a 17 euros la botella.

Totem 2008 (Vino de la Tierra de Ibiza). Presentado también en botella borgoñona, e igualmente 100% monastrell de viñas de pie franco de algo más de 40 años. Se vinifica en barricas de roble francés durante 15 meses. Es un vino más expresivo en nariz. Inicialmente con demasiada madera en boca, con la aireación va suavizándose y dejando paso a notas más balsámicas y quizá en exceso a confitura de fruta (para mi gusto, claro). Su precio lo convierte en un vino difícil de beber (si no estás en Ibiza), ya que está por encima de los 30 euros.

Como siempre, buena organización del Celler Gelida. Se agradecen actos lúdicos como estos. Siempre que me inviten y pueda, seguiré acudiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario