jueves, 27 de junio de 2013

Dom Vinos (III)

Toquero, 1
Málaga
666 330 336


Uno tiene la certeza -antes fue sensación- que Antonio y compañía están disfrutando de tu disfrute y que de cada giro,  sale algo mejor. 
Sólo le dije, con tiempo, que iría a cenar el 28 de junio. A partir de ahí, yo sólo me sorprendí con cada plato.

Un poco de aceite para empezar. Y no cualquier aceite. El premiado por el Ministerio de Agricultura como mejor aceite de oliva de España: Finca La Torre, 100% hojiblanca.


Y empezamos la cena con el Ajobacalao axarqueño, maridado con un oloroso Villapanés de Emilio Hidalgo. Muy buenos tanto el ajobacalao como el oloroso y el maridaje. La textura del pan, aceite, ajo y pimentón, sorprendente. Muy sabroso.


Seguimos con un ajoblanco con helado de Málaga maridado con un Ariyanas Naturalmente dulce de Bodegas Bentomiz -moscatel de alejandría- (DO Málaga). Seguimos el consejo de Antonio y acabamos mezclando el moscatel con el ajoblanco y para tomarlo bebido.





Esencia de caviar, esturión de Riofrío ahumado con gelatina de malvasía, maridado con Cienfuegos (albarín, verdejo y godello) VT Castilla y León. Aquí pongo un pero: el esturión se merendó al vino.       

Uno de mis favoritos: duo de ravioli. Uno relleno de pollo de corral y el otro de morcilla con piñones. Algún día todos los ravioli llevarán este relleno. Maridado con Chivite colección 125 rosado 2007 (DO Navarra) Tempranillo, Merlot y Cabernet Sauvignon.


Atún rojo con crema de patata y wakane. Maridado con Lunares DO Sierras de Málaga (Garnacha y Syrah). El atun perfecto en su cocción, adornado con escamas de sal negra.

Seguimos en la DO Sierras de Málaga con un Los Frontones que maridó una muy buena presa ibérica con salsa de mostaza y un chivo lechal de Canillas de Aceituna. Yo que no soy nada aficionado al caprino, he de reconocer que es la definición de tierno. 


Vamos con los quesos: payoyo, torta del casar, manchego, parmesano, dos asturianos con olor y sabor a establo y otro más que no recuerdo, maridados con el oloroso seco Trajinero DO Málaga. Lo maridé también con el Villapanés del que conservé un poquito porque imaginaba que habría queso.

Y pasamos a los postres: crema de yogur griego con pimienta rosa y membrillo, y brownie con nuez de macadamia y helado de caramelo de violeta (hice la foto tarde)


Por si había algún hueco que llenar -no vaya a ser que te quedes con hambre- unas trufas y unas galletas de vainilla, parmesano y gengibre.

No tomamos café, pero si un Talisker 10 años servido en copa bordelesa previamente enfriada con hielo. 

Todo este festín fue para dos. Entramos dos, salimos casi tres.

Y, para celebrar el 28 de junio, una botella de Palomo Cojo dentro de una jaula adornaba la entrada al local.

No pongo el precio, porque no debe ser ese... o no debería.

1 comentario:

  1. Tan solo puedo añadir... Awesome!!!!
    Y totalmente de acuerdo, entramos dos y salimos casi tres...!!!

    Genial como siempre...!

    ResponderEliminar